HELIOCARE

La exclusiva tecnología Fernblock® base de todos los productos Heliocare se desarrolló con el objetivo de ofrecer un amplio mecanismo de protección frente al sol. No sólo protege frente a los daños inmediatos como la quemadura, sino que además ayuda a prevenir los efectos a largo plazo; envejecimiento de la piel, pérdida de defensas, alergias o incluso el cáncer de piel. Heliocare es una línea fotoinmunoprotectora completa, con productos tópicos y orales. Estos últimos se presentan como el complemento perfecto para conseguir una protección homogénea y uniforme.

Heliocare 360º

Heliocare 360º cumple las más altas exigencias en materia de fotoprotección. Su exclusiva fórmula ofrece la cobertura más amplia de Cantabria Labs protegiendo frente a UVA, UVB, IR-A y luz visible. Ayuda neutralizar los radicales libres gracias a un complejo superantioxidante, Fernblock® FC (enriquecido en ferúlico y cafeico), vitaminas C y E y té verde y a reparar el daño que se produce en las células a través de los roxisomas.

Precauciones generales de los fotoprotectores: Uso externo. Evitar el contacto con los ojos. Evitar la exposición prolongada al sol durante las horas de más intensidad. Utilizar ropa, gorro y gafas de sol para protegerse. No exponer a bebés y niños directamente al sol.

Heliocare Color

Combina los beneficios de un fotoprotector solar con los de un maquillaje corrector. Garantiza una protección óptima y homogénea frenando los daños solares al tiempo que aporta luminosidad y belleza. Sus diferentes texturas, tonalidades y grados de cobertura hacen que se adapte a las necesidades de cada tipo de piel.

Precauciones generales de los fotoprotectores: Uso externo. Evitar el contacto con los ojos. Evitar la exposición prolongada al sol durante las horas de más intensidad. Utilizar ropa, gorro y gafas de sol para protegerse. No exponer a bebés y niños directamente al sol.

Heliocare Ultra

La exclusiva tecnología Fernblock® y la combinación de filtros de Heliocare Ultra aseguran protección alta para la piel y previenen la aparición de signos de fotoenvejecimiento como manchas y arrugas. Sus exclusivas texturas en gel y crema permiten una rápida absorción y un excelente acabado sin restos blanquecinos sobre la piel. Protección muy alta para pieles con necesidades especiales tales como fototipos de piel muy clara, pieles sensibles o reactivas, manchas, tratamientos farmacológicos (fármacos fotosensibilizantes o inmunosupresores), tras tratamientos estéticos (peeling, láser…), daños actínicos, etc. Para exposiciones intensas y prolongadas (alta montaña, costa…).

Precauciones generales de los fotoprotectores: Uso externo. Evitar el contacto con los ojos. Evitar la exposición prolongada al sol durante las horas de más intensidad. Utilizar ropa, gorro y gafas de sol para protegerse. No exponer a bebés y niños directamente al sol.